sábado, 18 de agosto de 2012

Por Querétaro hacia la eternidad, el general Miguel Miramón en el Segundo Imperio – Carlos González Montesinos



La ventaja que tiene un escritor cuando edita su libro sin el amparo de una editorial es que puede hacerlo como guste. Nadie le dirá que lo haga más grande o más chico, que quite o ponga cosas, que modifique capítulos, los implemente o los suprima. El resultado sin la colaboración de expertos puede ser muy malo, pero también se dan casos en que es muy bueno. Todo está en el empeño y dedicación, y también en el talento, del escritor.
El preámbulo anterior viene al caso por el libro Por Querétaro hacia la eternidad, el general Miguel Miramón en el Segundo Imperio, del autor Carlos González Montesinos. Se trata un libro autoeditado que me ha parecido una rareza por la manera en que está escrito, con una completa mezcla de métodos, saltos en el tiempo y demás cosas que lo hacen único, sin que eso signifique que se sea  una lectura recomendable o imprescindible. Pero vamos por partes.
El libro es una extraña biografía del general Miguel Miramón, aquel brillante estratega conservador que cobró gran fama en el período de la Reforma y que se unió a Maximiliano porque no tenía más opciones, muriendo junto con él en el Cerro de las Campanas. No empieza en su infancia, sino cuando Miramón ya era un respetado general, némesis de Juárez y sus improvisados generales. Pero el autor tampoco profundiza mucho en este período. Salta en el tiempo, de la Reforma al Imperio y viceversa, con una extraña mezcla de sucesos que aun así se pueden entender bien.
Se trata de un libro amplio, con un formato poco común, escrito de manera algo rara, aunque también anacrónica, y con una pizca de originalidad. Tiene algunos períodos muy bien detallados, como el sitio de Querétaro y la prisión y muerte del Maximiliano y sus dos generales. La bibliografía es muy abundante, y no está citada de la forma común, pero algunas fuentes sobran y parecen evidentemente fuera de lugar.
Lo peor del libro son sin duda la enorme cantidad de errores que tiene. Las erratas se hallan por todas partes y las hay de todo tipo. Desde el principio, no del ensayo, sino del libro en general. Por poner un ejemplo, el titulo en la tapa es uno, pero en el lomo es otro. En suma, le faltó al libro una exhaustiva revisión que habría hecho mucho por su presentación.
Aun con todo lo anterior me gustó. No abundan las biografías del general Miguel Miramón y ésta merece la pena tenerla. Ofrece información muy interesante y bien analizada por el autor con total imparcialidad. Porque si algo puede verse con claridad es que González Montesinos al escribir el libro no estaba a favor de ninguno de los personajes que participaron en ese período tan cruel de la historia de México, como fue el de la Reforma-Imperio. Los trata a todos por igual. Si bien es cierto que muestra una enorme admiración por Miramón, su obra está lejos de ser una hagiográfica. Es objetivo, tanto como puede, con Miramón, con Maximiliano y hasta con Juárez, y eso, la objetividad, es fundamental para concederle credibilidad a un historiador.

1 comentario:

  1. Por fin hoy encontré el libro en una libreria de ocasión en GDL, MX. Directo a la biblioteca

    ResponderEliminar