viernes, 17 de agosto de 2012

Maximiliano y Justo Armas, ¿el mismo hombre?


En los últimos años ha aparecido una mentira histórica que algunos ya confunden por verdad. Se trata de un presunto indulto del presidente mexicanos Benito Juárez a favor de Maximiliano de Habsburgo. Ya sabemos que mitos históricos sobran. Se duda, incluso, de la muerte de Hitler en Berlín y si en Bolivia no le hubieran cortado las manos al Che Guevara para probar que estaba bien muerto, no faltaría quien lo viera en el monte dirigiendo una guerrilla. En el caso de Maximiliano, la teoría del supuesto indulto se cae por todos lados. Empezando porque el enfermizo emperador habría muerto, de ser cierto lo del indulto, de 104 años. Pero sin necesidad de repasar los libros de historia letra por letra para encontrar pistas que nos lleven a una verdad, con unas cuantas imágenes se puede ver que esa ya muy famosa y para algunos sólida teoría es falsa.
Según el dueño de la teoría, un salvadoreño llamado Rolando Deneke, Maximiliano escapó a El Salvador y vivió allí hasta su muerte en 1936 con el nombre falso de Justo Armas. Sin necesidad de hacer un análisis a conciencia, únicamente véase la nariz de cada uno de los personajes, lo diferentes que son. Cualquiera diría que la nariz cambia mucho con los años, que es natural la diferencia, pero no es así.
Allí está el exdictador cubano Fidel Castro. ¿Se ve una diferencia enorme en su nariz como en el caso de Justo Armas y Maximiliano? No. La nariz es idéntica, sólo que ha envejecido.
¿Qué diferencia existe entre la nariz de Bush cuando era joven y como la tiene actualmente? Ninguna, según se ve.
En el caso de Clinton, pasa igual, su nariz es completamente idéntica, no cambia con los años.
Ahora veamos a McCain, de igual forma, aunque ha envejecido mucho, su nariz es casi igual.
Franklin Roosevelt tenía de joven una nariz muy similar a la de Maximiliano, delgada y alargada. Con el paso de los años no experimentó casi ningún cambio, la nariz del viejo presidente Roosevelt siguió igual, sólo envejecida.
Edward Kennedy, ¿en qué cambió su nariz? No tiene ningún cambio, excepto la vejez.
La última. Este personaje es Otón de Habsburgo, pariente de Maximiliano, sobrino biznieto, para más señas. Murió no hace mucho, de casi 100 años, y se puede ver que su nariz no cambió gran cosa desde que era niño.
Veamos nuevamente las narices de Maximiliano y Justo Armas, son totalmente diferentes. Otro aspecto a resaltar son las orejas. Armas era muy orejón, y Maximiliano no. La teoría de Deneke, como puede comprobarse fácilmente a partir de simples imágenes, es totalmente falsa.

13 comentarios:

  1. Es natural, dado el malsano "nacionalismo" de muchos mexicanos que atacan cualquier cosa que según ellos vaya en contra de su historia. Si a juicio de quien escribió lo anterior la teoría es absurda, mas absurda es su intención de desacreditarla en la forma que se ha hecho. Ridículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé qué tengas en contra de los mexicanos, pero creo que eso te hace hablar de manera poco sensata. Si la teoría en cuestión ha sido alentada por su autor partiendo de imágenes, ¿por qué yo no puedo usar el mismo método para decir que por lógica pienso que es falsa? Y cuando uses la palabra "ridículo", piensa bien si no será la que va más acorde con tus palabras.

      Por otro lado, yo no soy devoto de la historia oficial, si leyeras un poco lo que escribo te quedaría claro.

      Eliminar
    2. Lo ridiculo es que quien supuestamente asegura que Maximiliano y Justo Armas son el mismo, no se haya fijado en las caracteristicas físicas de ambos que son TOTALMENTE DIFERENTES, para autonombrarse "investigador" resultó haciendo un fiasco.

      Eliminar
    3. Mas claro no puede estar... El mimo Béneke, se apoya en características faciales y craneales, absurdas comprobables, que no casan sus argumentos. Le felicito muy buena exposición y tomando en pie su hábito de la lectura e historia, le dejo mi correo electrónico, para contactarme sobre ese tema. Creo tener la respuesta en todo lo de Justo Armas. gabrielrmirezclara@gmail.com. Le felicito. Resido en El Salvador, lugar de los hechos.

      Eliminar
  2. Hace unos días me encontré con un artículo sobre la investigación de Ronaldo Deneke. La verdad me quedé soprendidísima. Es un cuento sumamente fascinante, y me preguntaba si se trataba de una investigación reciente. ¿Y por qué no había más difusión sobre esto? Desfortunadamente el artículo es de 2001, y la foto que publicaste arriba me dan muchas dudas de que sea cierto. De por sí, me daba desconfianza de que la razón por la que Juarez perdonó a Maximiliano era por que "eran Masones." No me importa lo que digan las conspiraciones, afiliaciones políticas no han evitado que la gente dentro de su misma tribu se mate.

    ResponderEliminar
  3. Basta con hacer un análisis sencillo de ambas fotos para saber que el supuesto parecido es FALSO, aparte de lo obvio en la Nariz y las orejas grandes (sobre todo la izquierda que Maximiliano tiene doblada en la punta y Justo Armas no) también podemos hacer diferencia en la cara, que Justo Armas la tiene REDONDA y Maximiliano la tiene ALARGADA, y claro, lo mas obvio de esto, LA BOCA Y EL MENTÓN, que Maximiliano tiene unos labios muy peculiares característicos, boca pequeña pero labios protuberantes ademas de la dentadura superior un poco salida y el mentón pequeño, en cambio Justo Armas tiene una boca normal y un mentón ancho, podemos ver la frente de Maximiliano que es GRANDE Y ALARGADA, Justo Armas tiene una frente PEQUEÑA Y REDONDA y su cráneo es bajo, las cejas de Maximiliano son elevadas en relación con sus ojos, esto por el tamaño de las cuencas del cráneo, las de Justo Armas son bajas, algo que no cambia con los años es la distancia de las cejas, que siempre permanecen en la linea de la cuenca del ojo, y mas cosas se pueden decir, pero un analisis simple indica que EL SUPUESTO PARECIDO ES FALSO TOTALMENTE,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Yo hice hincapié en la nariz porque es lo que primero salta a la vista, pero realmente las diferencias son muchas y demasiado notables. Francamente no sé de dónde alguien puede sacar similitud entre ambos personajes.
      Otro aspecto importante es el hecho de que, estudiando minuciosamente el fusilamiento de Maximiliano, no existen las incongruencias tan notables que el investigador salvadoreño trató de evidenciar. De lo que sí hay sobradas pruebas en los libros es de que la ejecución de realizó incluso con un nutrido grupo de espectadores.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Hay que agregar, que la herencia genética en la familia de Habsburgo, también está presente en Maximiliano y claro, en las pinturas, ello no se hace visible, pero en las fotografías es evidente que existe EL PROGNATISMO..defecto mandibular. Al relacionar las fotos de Justo Armas, es visible que este, no padecía de ese "sello" real genético.

      Eliminar
  4. Para empezar la hipótesis Armas-Maximiliano esta hecha por un "historiador aficionado", ya que los estudios profesionales de Deneke fueron en Arquitectura, o sea, ciencias exactas, y la historia es una ciencia social, o sea, el campo de estudio e investigación es complemente diferente.
    Muchos historiadores han etiquetado de falsa esta hipótesis debido a la falta de metodología y a las evidentes fallas entorno a los elementos a estudiarse, como lo que publica Pablo en su publicación.
    Y es demeritar el trabajo de Deneke, es de admirar que como amante de la historia hiciera demasiado por tratar de investigar sobre el tema, solo que si ningun historiador contribuyo a que se diera un estudio mas a fondo es porque no aceptaron la hipotesis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí lo importante es que la teoría no tiene pies de ni cabeza. Fueron muchos los cronistas del epilogo del Segundo Imperio, de un bando y de otro, mexicanos y extranjeros, y en ningún libro se vislumbra ese supuesto indulto. Por otro lado, la formación académica del Denke, desde mi punto de vista, no es relevante. Infinidad de historiadores han escrito obras sólidas y por demás extraordinarias sin apegarse a los métodos tradicionales ni haber ido a la universidad a estudiar historia. Una formación autodidacta a veces resulta más interesante porque no se topa nunca con las barreras académicas.
      Saludos

      Eliminar
  5. http://www.compartiendomiopinion.com/2010/05/el-emperador-maximiliano-de-mexico-era.html?m=1

    Les recomiendo leer el articulo que desarticula su opinion y teoria de la nariz, hay muchas congeturas sobre el tema, y siento habra que hacer mas investigaciónes al respecto!

    ResponderEliminar
  6. Lo que yo quiero saber es porque en la fotografía que está en la Biblioteca Nacional de París, se dice que es el cadáver de Maximiliano, pero no es él?? Sino es de un tal Venancio Flores, Presidente de Uruguay. Como pasó eso? Y hasta hace poco se dieron cuenta los mexicanos que no era la fotografía del cadáver de Max. Acaso México mandó un cadáver equivocado? ¿Que pasó? Alguien me puede sacar de esa duda?

    ResponderEliminar