sábado, 13 de octubre de 2012

El triste porvenir de los países latinoamericanos – Francisco Bulnes


El libro del que hoy hablo, es mi favorito de cuantos ensayos he leído sobre los problemas sociales y culturales del mexicano y en general del latinoamericano. No es desde luego una novedad, fue publicado en 1899, pero sí es una obra maestra, producto de la mente de un genio odiado y olvidado: Francisco Bulnes.
Bulnes fue un celebre escritor durante el Porfiriato, partidario de Díaz, crítico de Juárez y defensor de Hidalgo. Sus contempéranos criticaron la dureza de su obra, pero sus sucesores, los revolucionarios, sencillamente no se la pudieron perdonar. Bulnes fue encasillado dentro de todo lo malo que produjo el Porfiriato y su obra literaria, aunque es brillante, fue subestimada, ignorada e infravalorada, labores para las que se requiere maldad e hipocresía porque el hombre, le pese aún hoy a quien le pese, era un genio.
Para despejar dudas, si es que surgen, dejaré aquí unos pasajes del libro escogidos casi al azar, y si algunos ya no son prácticos hoy en día, no dejan ser bastante buenos:

Si algún descubrimiento ha sido funesto en primer lugar para España, en segundo para Europa y en tercero para América, ha sido el de Colón.

El árabe dio una gran civilización, desgraciadamente con alma teocratita.

El indio es de todos los que quieran dominarlo.

El indio sólo tiene una gran fiesta: el velorio.

El anglosajón discute sin cólera, y su serenidad basada en la convicción de justicia de que cada cual es libre de pensar como le parezca, fortalece su criterio y acredita sus decisiones.
Un latino pregona hasta con música y veladas literarias que la libertad de pensamiento es sagrada; pero desde el momento en que siente que alguien hace uso de esa libertad en contra de sus opiniones, se irrita, insulta o desprecia, huye o pega, y acaba por enfermarse a fuerza de odio contra el disidente.

Las naciones conquistadoras acaban siempre por sufrir más humillaciones que las que causan.

Todos estos pasajes los he tomado de las primeras cincuenta páginas, pero hay muchos más igual de interesantes, porque el libro está lleno de golpes de verdad, Bulnes mostró una cultura sobresaliente y sus teorías, aunque insultantes y despiadadas, son ante todo muy ciertas.
El libro, haciéndole honor a su titulo, ofrece infinidad de razones por las cuales el latinoamericano padecía, en 1899, un atraso desolador, producto de sus errores, de su fanatismo, de su amor por la incultura y de su religiosidad ciega y sumisa.
Algunos conceptos que maneja Bulnes, es cierto, son anacrónicos en nuestros tiempos, pero en el fondo y formas, las razones que exhibe en este genial libro de la miseria de Latinoamérica, hoy, 113 años después, siguen vigentes, y no sólo no hemos hecho nada para erradicarlas, sino que las damos por buenas, por positivas y hasta por símbolos de patriotismo.
Éste es el libro menos conocido de Bulnes. En la actualidad no se edita, y eso es una verdadera pena, porque es un libro que merece ser leído hoy en día, para enterarnos los latinoamericanos de que las causas por las cuales nuestros países sencillamente no se desarrollan, ya nos las había explicado un genio hace más de un siglo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario